HIPOTECA INVERSA

Si tienes más de 65 años o un grado de discapacidad igual o superior al 33% y eres propietario de una vivienda, puedes recibir una cuota mensual o una cuota única a cambio de que en el momento del fallecimiento el banco se quede con tu propiedad.

A la inversa de la hipoteca convencional que todos conocemos, en este caso el propietario de la vivienda recibe de la entidad bancaria un importe.

Es una alternativa si no tienes suficiente liquidez para vivir y no quieres perder tu vivienda habitual. Te garantizas conservarla durante toda tu vida hasta el día de tu muerte y tener un ingreso extra.

Además, estos ingresos no tributan en el IRPF.

Comparte esto en:

Menú
¿Puedo ayudarte?